martes, 22 de enero de 2019

Pautas para padres del alumnado de primaria

PAUTAS PARA PADRES. ALUMNADO DE 4º, 5º y 6º DE EDUCACIÓN PRIMARIA

LA IMPORTANCIA DE LA AUTONOMÍA Y LA RESPONSABILIDAD
  • Es fundamental fomentar la autonomía y la responsabilidad.
  • Aunque no lleven a casa deberes, deben acostumbrarse cada día a revisar lo que han hecho en el colegio o a dedicar unos minutos a la lectura.
  • Los deberes deben verse como la herramienta fundamental para crear el hábito de estudio, que será imprescindible en los niveles educativos superiores.
  • El seguimiento de los padres es fundamental y debe ser diario para que el hábito de trabajo vaya calando desde los 6 años.
  • Conviene que los padres enseñen al niño a ser autónomo.
  • Un padre excesivamente protector no consigue mejores resultados, es bueno que estén presentes, ceca del niño para ayudarlo, pero no hacer las cosas por él. Y además enseñarle a ser responsable, lo que se logra creando un hábito de trabajo diario.


¿CÓMO PREVENIR EL FRACASO EN LA ESO?
  • El éxito en la ESO empieza en Primaria.
  • La distancia entre la Primaria y la Secundaria es muy grande.
  • En la ESO ya hay contenidos de carácter académico: ya se estudian las materias no de una forma global, sino específica y la metodología también es específica de cada materia.
  • Los estudios son más exigentes y requieren del estudiante una resistencia al esfuerzo que algunos no tienen.
  • Es necesario memorizar mucho, lo que supone dedicar tiempo a estudiar (mínimo 2 horas diarias) y un buen manejo de las técnicas de estudio.
  • Adaptarse a estas novedades, cuando por la edad están experimentando cambios físicos y psicológicos, les cuesta un gran esfuerzo.
  • Pero las dificultades son menores para aquellos que han superado con éxito los objetivos de la etapa anterior.
  • El éxito en la ESO está directamente relacionado con un buen historial en Primaria.

COMO INCREMENTAR LA AUTOESTIMA EN LOS ADOLESCENTES
  • Hagan una lista de sus cualidades y valores y dedíquensela. Demuéstrenle su valía.
  • Irradien pensamientos y sentimientos positivos y de esperanza hacia su hijo.
  • Dedíquenle tiempo exclusivo, sin interrupciones ni prisas.
  • Cuando hablen de él con otras personas, pongan cuidado en reconocer sus cualidades y méritos.
  • Reconozcan su esfuerzo, su interés, su concentración y sus logros.
  • Estén atentos a cazarle en algo bueno y meritorio para felicitarle por su esfuerzo.
  • Ayúdenle a desarrollar las habilidades sociales o de otro tipo que precise.

UNA INTERVENCIÓN EDUCATIVA INTELIGENTE
  • Las palabras, lo que le digan y la forma en que se lo digan, provocan colaboración o rechazo, no lo olviden.
  • Díganle a su hijo/a, cuando se porta bien y hace lo que debe, lo feliz que se sienten por su buen comportamiento.
  • Reconózcanle sus progresos, mejoras y esfuerzos privada y públicamente.
  • Utilicen incentivos y reconocimientos inmediatamente después de que ocurran las conductas deseables.
  • Muéstrense comprensivos y empáticos con el/ella y conseguirán que esté de su parte.
  • Esperen lo mejor de su hijo y acabará dándoselo.
  • Establezcan límites, inculquen disciplina y exijan que se cumplan. Digan “NO” cuando sea necesario.
  • Ante una mala acción, expresen de manera clara y firme su enfado durante breves segundos. Inmediatamente recuérdenle que es bueno y capaz de obrar bien.
  • Nunca debe ser rentable para su hijo una mala conducta, tienen que dejar que las consecuencias de sus reacciones negativas y su falta de control, le demuestren que estaba en un error. Además en esos casos deben retirarle concesiones o privilegios a los que le dé mucho valor e importancia.
  • Eviten los castigos por su ineficacia, hay mejores alternativas.
  • Educar en la responsabilidad es tanto como ser capaz de tomar decisiones y tener la voluntad de hacer lo que es debido.
  • Si se han equivocado admitan sus fallos y corrijan lo que deban.
  • Potencien la individualidad de tu hijo como ser único e irrepetible.
  • Propicia la comunicación bilateral, de mutuo respeto; escuchen y mantengan una actitud dialogante y de comprensión.
  • No hay educación humana sin educación moral, sin formación en valores.
  • La misma convivencia conyugal y familiar es determinante en el futuro de su hijo/a, ténganlo presente.

COMO AYUDAR A SU HIJO A SER INDEPENDIENTE Y RESPONSABLE
  • Enséñenle a hacer cuanto pueda por sí mismo.
  • Escuchen siempre a su hijo con una actitud positiva.
  • Déjenle claro que desean su bien y felicidad, y que para ello ha de aprender a cuidar de si mismo, a no hacerse daño ni permitir que se lo hagan.
  • Admitan que no son capaces de resolver un problema que concierna a su hijo/a sin su ayuda; él/ella debe decidir y actuar.
  • Anímenle a solucionar los problemas por si mismo, dejándole claro que le van a ayudar y que estarán a su lado.
  • Dejen que su hijo afronte las consecuencias de sus actos.
  • Felicítenle por ser cada vez más autónomo y responsable.

COORDINACIÓN CON LOS PADRES. FACTORES QUE INFLUYEN EN LOS ESTUDIOS:
  • UN AMBIENTE ADECUADO PREDISPONE AL TRABAJO INTELECTUAL.
  • El ambiente que nos rodea influye en nuestro comportamiento.
  • La casa no debe convertirse en una segunda escuela, pero debe coordinarse con ella.
  • Hay que procurar autonomía en el estudio. Los padres deben ofrecer colaboración, orientar ante las dudas, pero nunca suplantar el trabajo del estudiante.
  • Demostrar que lo que ocurre en la escuela importa en casa.
  • No recriminar solo lo negativo, hay que valorar sobre todo lo positivo.
  • Afrontar los conflictos con serenidad.
  • Huir de las descalificaciones personales. Si hay algún problema, abordarlo como un reto a superar.
  • Mantener una actitud adecuada ante las notas. No considerarlas como un juicio personal. El alumno además de estudiante es una persona con muchas facetas a considerar.
  • Visitar con frecuencia al profesor-tutor.
  • Acudir a las convocatorias del centro.

ESTUDIO EN CASA. LO QUE LOS PADRES DEBEN PROCURAR.
  • Estar en forma.
  • Alimentación sana.
  • Descanso adecuado y regular.
  • Relajarse, desconectar de los problema.
  • Planificar el tiempo.
  • Buscar las horas de mayor rendimiento.
  • Lograr horario racional y personal.
  • Ser fiel al horario.
  • Lugar de estudio.
  • "Su rincón de trabajo", siempre el mismo. Aislado, silencioso, sin televisión, sin radio. Mesa amplia y asiento adecuado.
  • Iluminación, temperatura, ventilación.